Archive | agosto 2012

Cupón: 2×1 en el Rodizio de Brasa y Leña

ACTUALIZACIÓN (16 MAY 2013): Vuelven a sacar el cupón para la oferta del 2×1 válida hasta el 31 de mayo, parece que les debe de estar funcionando el tema. Lo tenéis aquí. Revisad las condiciones que ahora obligan a coger una bebida por barba y un postre para cada dos, aunque parece que es válido para cenas cualquier día de la semana. Lo podéis confirmar en el facebook de la churrasquería.

ATENCIÓN: Oferta reeditada, válida hasta el 29 de noviembre, puedes conseguir el cupón aquí.

Por fin llegó el fresco. Ya podemos volver a aprovisionarnos de grasa y esconderla debajo del jersey antes de hibernar. Se acabó la ensaladita para cenar o el sentirnos culpables por comer un segundo postre. Podemos volver a aparcar la bici y dejar que saque polvo sin contemplaciones.

Para ayudarnos a tan dificil tarea, oportunista.com ha sacado un cupón válido hasta el 30 de septiembre que nos permite conseguir más barato el Menú Rodizio Gold en la churrasquería Brasa y Leña de La Morea. El cupón nos consigue dos opciones de descuento :

  • Un 2×1 en cenas de domingo a jueves. Así que se quedaría el menú a 7,90€ por persona el domingo y a 6,25€ por persona de lunes a jueves.
  • 3 Euros de descuento de lunes a viernes en comidas. Ésto lo dejaría por 9,50€ por persona.

El menú Rodizio Gold, hasta donde llega mi conocimiento, consiste en 20 tipos diferentes de carne ensartadas en una especie de espada y que van pasando por las mesas para desesperación de nuestro dietista, también incluye una especie de barra libre de acompañamientos. Es algo así como un come hasta que explotes.

Tened en cuenta que el menú no incluye pan, bebidas ni postre que hay que pagar aparte. El cupón es válido para cuatro personas y es descuento directo, basta con imprimirlo y presentarlo en el local, no hay que pagar nada de antemano.

Si os confieso siempre me ha atraido la idea de poder llevar a la ruina un garito de estos a base de comer carne hasta batir el record guiness de colesterol en sangre. Hasta ahora sólo había podido hacerlo con los buffets libres chinos, donde hemos llegado a conseguir que los camareros se atrincherasen en la cocina y se negasen a salir hasta que no pidiésemos la cuenta para irnos.

En fin, al tema, si os gusta la carne y no tenéis muchas espectativas en cuanto al glamour del local, la oferta me parece interesante. Brasa y Leña es una franquicia de churrasquerías, que en Pamplona, tiene local en la planta de restauración del centro comercial La Morea. El local no deja de ser otro de tantos que hay en los centros comerciales, pero para cenar uno de esos días en lo que no sabemos donde parar y tenemos hambre como para comer un mamouth adulto, puede solucionarnos la papeleta.

Os dejo unos cuantos links que me han parecido interesantes.

El cupón de descuento lo podéis encontrar aquí. Basta con pinchar en el botón descargar cupón, poner una dirección de correo electrónico para que lo envíen, imprimirlo y a engordar sin miramientos.

Un par de valoraciones muy entretenidas que hace el blog loquecomadonmanuel; cuando las leí acabé con abdominales de culturista de tanto reir, abdominales que después de ir al buffet libre volvieron a desaparecer hasta terminar en el lamentable estado en el que me encuentro. Brasa y Leña Barakaldo y Brasa y Leña Vitoria.

La Web oficial de Brasa y Leña, por si queréis ver precios de los menús, todas las ubicaciónes en la península y esas cosas.

Así que ya sabéis, si queréis carne carne en cantidades dignas de alimentar una manada de leones con sus correspondientes crías e incluso sus amiguitos hienas y no os importa no poder ver si llueve, hay tornados o hace sol desde la mesa del restaurante, podéis pasaros a dar algún mordisquito al pollo.

Cupones descuento, me estáis arruinando la economía, malditos.

Con toda esta nueva tecnología de venta por internet, se están poniendo bastante de moda los cupones descuento para hacer cualquier tipo de planes, desde alojamiento en hoteles, compra de todo tipo de gadgets o planes de ocio urbano a, mis preferidos y ahí pico yo siempre, los cupones para bares o restaurantes.

Si me seguís desde hace algún tiempo, ya que llevo más de un més tocándome la barriga de vacaciones, abandonando práticamente todo lo relacionado con este blog, os habréis fijado que suelo poner aquellos cupones que me parecen más interesantes.

El funcionamiento es bastante simple, las webs suelen publicar diariamente diferentes cupones-oferta, que se pueden comprar durante un tiempo limitado,generalmente uno o dos días.

Al comprar el cupón, se paga online mediante tarjeta y bien en la propia web, utilizando nuestra cuenta de usuario o a través de correo electrónico, nos facilitan un código de deberemos imprimir para ir con el papelito al local y poder disfrutar de la oferta que hemos comprado. Este cupón que hemos comprado y pagado, tiene una caducidad (suele rondar entre uno y tres meses), con lo que una vez comprado hay que gastarlo en el plazo correspondiente si no queremos perder el dinero.

Las ventajas de éste sistema es que si hacemos compras inteligentes, podemos disfrutar de comidas, bebidas o planes de ocio bastante por debajo de su precio habitual.

Una gran desventaja es que al ser cupones que hemos pagado por anticipado y se pueden comprar sólo durante un cortísimo periodo de tiempo, corremos el riesgo de hacer compras locas que luego no utilicemos o que se nos caduquen, perdiendo el importe que pagamos en su momento.

Otra de las deventajas es que al no tener casi tiempo para contrastar la información, podemos acabar comprando un cupón para disfrutar en un local de mala muerte, que no pisaríamos ni aunque nos lo encontrásemos en medio del desierto y estuviésemos agonizando o también podemos acabar pagando por algo con fecha de caducidad, cuando por prácticamente lo mismo podíamos ir por nuestra cuenta sin ningún tipo de limitaciones.

Y es que para nuestra desgracia, es práctica bastante habitual inflar el precio original de lo que nos están vendiendo para que la oferta parezca atractiva, cuando realmente por poco más podríamos ir sin cupón, sin limitaciones de fechas, sin hacer un prepago o incluso con una oferta mucho más variada de productos que no incluye el cupón que nos están vendiendo.

Otra práctica bastante habitual en utilizar expresiones deliberadamente ambiguas, para hacernos creer que la oferta es una y luego a la hora de la verdad agarrarse a esa ambigüedad y dar gato por liebre, con lo que es importante leer con detenimiento las condiciones del cupón antes de comprarlo. Desde mi punto de vista es un estrategia errónea por parte del local, ya que lo que se podía convertir en una oportunidad de dar a conocer el producto y tener un cliente satisfecho, se convierte en un cliente con sentimiento de que le han timado y que hablará pestes del sitio por muy fantástico que sea.

A todo esto, tanta culpa tiene el local, que es el que a mi modo de ver presenta la oferta, como las webs que no controlan que la información sea verdadera y aunque se les indique que es engañosa, hacen oidos sordos.

En resumen hay cupones que están muy bien y otros que son un verdadero timo o como poco, publicidad engañosa, con lo que hay que comprar con mucha cautela si no queremos perder dinero en lugar de ahorrarlo.

Las webs de ofertas en Pamplona que suelo trillar habitualemente, para haceros partícipes de mi ruina a través del blog son:

Salvo en gluup.es que la acaban de inaugurar hace pocos meses, he realizado compras en todas ellas y todas me transmiten confianza en cuanto a que si pago, sé que voy a recibir el cupón y no me van a vaciar la cuenta. Lo que hay que hacer, es invertir el tiempo en averiguar si la oferta vale la pena o no.

Hay alguna que me he dejado a propósito ya que dan más guerra que beneficio, de hecho creo que he perdido años de vida por su culpa.

En fin espero haberos podido aclarar un poco los entresijos de éste mundillo.

Se acabaron las vacaciones, volvemos a Pamplona

Como todas las cosas buenas, siempre se acaban demasiado pronto y toca volver a cosas menos buenas.

Con la ilusión que hacía que nos sirvieran camareros guasones que se nota que disfrutan con su trabajo, cañas baratitas con su tapa de cortesía o poder ir a cenar como si fueramos el mismísimo Rockefeller en el Four Seasons, a pesar de cobrar menos que un repartidor de pizzas a media jornada. En fin, habrá que conformarse con lo que se ofrezca en Pamplona y alrededores mientras cruzamos los dedos esperando que las buenas costumbres de otras provincias se nos contagien, algo que parece que está calando en algunos locales, pocos pero se agradece igualemente.

A partir de mañana, espero publicar los post cuasi diariamente, como hacía antes, que seguro que hay cosillas para compartir. Así de primeras una nueva web de cupones que han lanzado para Navarra y Euskadi que tiene buena pinta y un menú del que quiero informarme un poco.

A %d blogueros les gusta esto: