Triunfa con tu cena étnica India, tu Pollo Vindaloo y tú

Hoy me siento inspirado para desvelaros el secreto de mi éxito con las cenas temáticas que organizo en casa.

Un día, en mi furia consumista, donde en cuanto veo una oferta de algo raro a un precio medianamente razonable, me tiro en plancha y compro un palé, me encontré en mumumio (una web de venta de comida gourmet y/o directa del productor) un bote de curry Vindaloo, que reunia las tres caraterísticas que hace que se me vuelvan los ojos del revés: picaba, era exótico y estaba de oferta. Ni que decir tiene que salí corriendo de la silla y fui a buscar la tarjeta para realizar un pedido y a partir de ahí desarrollé esta modificación de la receta que proponen en el bote, porque sí, porque yo lo valgo.

Exito asegurado e incluso podéis decir que os habéis pegado toda la mañana haciendo la salsa, que cuela.

El Vindaloo es un curry de color rojo muy sabroso y que se parece en poco al curry que usamos más habitualmente aquí, con toques a pimentón, especiado y picante moderado (ojo a los que no les guste el picante moderado, que este plato no es apto para nenazas). Dejará un un gran toque exótico picante en vuestros platos.

Después de rebuscar por aquí en comercios locales, lo encontré en la sección de comida exótica del Leclerc, lo que ha hecho que me emocione tanto que tenga que publicar mi receta secreta. No os preocupéis si os parece caro el bote, con uno de esos nos da para ocho recetas como ésta.

INGREDIENTES (para dos personas):

  • 2 pechugas de pollo
  • 3 dientes de ajo
  • 1/2 cebolla hermosa
  • 1  tomate
  • 1/2 pimiento rojo
  • Curry Vindaloo
  • Aceite de oliva (dos cucharadas aprox.)
  • Pan de pita para acompañar
  • NO hace falta sal

PREPARACIÓN

Taqueamos la pechuga, el pimiento rojo, el tomate y el ajo, cortamos en juliana la cebolla. Calentamos el aceite en la sarten a fuego medio-alto, echamos el pimiento, cebolla y ajo. Vamos revolviendo un poco y  sin dejar que se tuesten.

Echamos los tacos de pechuga, subimos el fuego y salteamos hasta que se dore por fuera.

Cuando ya vaya teniendo color de hecho el pollo, echamos los tacos de tomate y los mantenemos un minutillo.

Y entonces echamos el ingrediente estrella, una gran cucharada de curry Vindaloo y medio vasito de agua.

Bajamos el fuego a potencia media y dejamos rebajarse el caldo a textura de salsa.

Sacamos a un plato, le plantamos un pan de pita para empujar las cosas y a gozar.

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

About unpeloenlasopa

Cocinillas amateur, inquieto por naturaleza y amante de la comida. He descubierto que si encuentro cosas curiosas a precio asequible, mi placer es el doble.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: