Bar Baserri: Cuando el que tuvo, no retiene

Eating-shoesHace tiempo que llevaba pensando cómo enfocar esta valoración y a pesar de haber dejado pasar el tiempo, no he logrado que me desapareciera la sensación más agri y poco dulce que me dejó la comida que hicimos en el Baserri de la calle San Nicolás de Pamplona, amparándonos en el menú de fin de semana que tenian anunciado.

Hubo momentos en los que tenía que reprimirme para no levantarme del sitio e ir a algún bar de los alrededores, con menús más baratos, tal vez algo menos aparentes, pero seguramente mejor elaborados que el nuestro.

Todo hay que decir que pequé de ingenuo; hacía tiempo que no aparecía por el Baserri a comer y me basé en aquellos recuerdos de juventud donde en el bar y especialemnte entre semana, se daban de los mejores menús en cuanto a calidad/precio de los que se ofrecían en el casco antiguo. Pero obviamente lo que tenía eran eso, recuerdos, nada parecido con la realidad. El menú muy rimbombante, pero la elaboración muy mediocre.

Vino de mesa batallero (por el precio del menú, hubiera esperado algo que no abrasase mis papillas gustativas), platos bastante flojos, carnes tiesillas y unas actitudes de cocina un poco cuestionables, donde dos de los comensales tuvimos que pedir que nos calentasen el magret, al estar a temperatura de granizado de limón; hasta ahí nada fuera de lo que sería un incidente en una cocina no demasiado hábil, en fin, los dos platos de magret vuelven de la cocina y ante nuestra sorpresa, el único calor que habían sentido era el de la batidora. volvemos a pedirles que nos calienten ambos magrets y a la segunda salieron que a punto funden el plato, pero no sólo el magret, si no que toda la guarnición venía al punto de evaporarse por calor. Y que conste que habíamos pedido “MAGRET DE PATO CON VOLCÁN DE MANZANA FRÍO Y FRAMBUESA”; Increible; lograron transformarlo en “SUELA DE PATO RUSIENTE CON FUNDIDO DE MANZANA EN EBULLICIÓN AL CALDO DE CARNE RECALENTADA”. Insisto para el que piense que puedo ser un poco puntilloso no fuí sólo yo, nos lo hicieron a dos comensales. En resumen, se limitaron a meter todo el plato al microondas hasta que saltaron los plomos en lugar de recalentar el magret a la plancha. Eso no se lo dejo hace ni a mi madre. No le saqué foto porque me encontraba en estado de shock.

La próxima vez en lugar de confiar en mi mala memoria, castigada a base de cervezas y vinos, tengo que esforzarme y repasar las valoraciones del personal como las que figuran aquí en Tripadvisor o las de Google+, esas que desde algunos círculos intentan que no se hagan si van a ser malas y a las que si hubiera prestado más atención, me hubieran permitido ahorrar 22€ para gastarlos en algo más interesante, como por ejemplo, comprar 22 bricks de Don Simon para bañarme en vino o pagarme un día entero en el parking de la Plaza del Castillo, irme a casa en bus (sin haber bebido ni gota) y volver en bus también, para recogerlo al día siguiente.

En los tiempos que corren, creo que determinados locales debieran de prestar más atención a la calidad de lo que ofrecen, que la competencia es fiera y la clientela escasea cada vez más.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , ,

About unpeloenlasopa

Cocinillas amateur, inquieto por naturaleza y amante de la comida. He descubierto que si encuentro cosas curiosas a precio asequible, mi placer es el doble.

2 responses to “Bar Baserri: Cuando el que tuvo, no retiene”

  1. CP says :

    Gracias por contarlo, seguro que no iré!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: