Archivo | Picante extremo y/o curioso RSS for this section

Bastarda, una salsa picante diferente (y viene con hermana)

image

Intentando retomar un poco el hábito de escribir por estos sítios, voy a re-estrenarme haciendo mención a un picante que les pedí hace unos meses a unos chicos del norte y ha comenzado a llegar a la clientela esta semana (todo lo bueno se hace esperar, especialmente si es nuevo).

El picante en cuestión es la Salsa Bastarda  y lo recomienda encarecidamente el mismísimo Capìtán Pedro Vizcaíno de Lakoza. Con esa carta de presentación, ¿cómo podía resistirme a pedir mi propio frasco?

En fin, he probado multitud de picantes mexicanos, chinos, indonesios y alguno turco (del cual, cada vez que pruebo una gota, hace que me pregunte qué le pude hacer yo a ese señor para que se haya ensañado conmigo de esa manera y con tanta rabia), así que ahora tocaba probar algún picante patrio de calidad y la verdad que ha valido la pena, me han parecido muy sabrosos.

La salsa que se vende (en un principio) es la Salsa Bastarda Verde, aunque para aquellos que hicimos un pedido kamikaze, antes siquiera de que embotellaran la salsa, los chicos majos nos enviaron una Salsa Bastarda Roja y un imán para que los tengamos presentes cada vez que vayamos a por leche a la nevera. Tiempo al tiempo, que seguro que al final, la acaban poniendo disponible la roja para aquellos que queramos repetir.

La Bastarda Verde me pareció fantástica, un picante muy moderado apto para la mayoría de paladares, con saborcito muy peculiar donde entre otros matices, uno se acordaba de las guindillas de Gernika (con su vinagrillo y esas cosas). Superequilibrado y que mezclaba perfecto con el pollo asado con patatas con el que lo probé, aunque se la ve con potencial para combinar con casi todo.

La Bastarda Roja con un picor muy moderado también, me dio un sabor inesperado, me recordaba a una mezcla de pimiento del piquillo, alegrías riojanas (aunque algunas cabronas pican más que la salsa) y vinagrillo. Muy rica también, aunque con el pollo y las patatas con especias se me murió un poco. El sabor en la mezcla no se apreciaba tanto como la verde (eché en falta un poquito más de punch para que se haga notar en comidas con sabor). Tal vez tendría que probarla con algo más neutro como un lomo a la plancha o unas patatas fritas.

En resumen, las dos salsas son muy curiosas y con un sabor muy diferente a los típicos picantes mexicanos. Se me van a quedar pequeños esos botes de 100ml dado que creo que se gasta más por servicio que con los picantes habituales.

[NOTA: La valoración de cata está realizada por alguien cuyo paladar no diferenciaría un perrito caliente de una goshua o una hamburguesa de una ensalada, con lo que puede haber ligeras diferencias de lo que saboréeis vosotros]

Si por un casual estáis interesados en saber más de ellos, podéis hacerlo en Salsa Bastarda, Web.

image

Chocolate con tabasco y demás regalos navideños picantes

Si aún no le habéis transmitido al Olentzero qué puede traerme estas navidades, siempre podéis sugerirle las siguientes cositas. Los amantes del picante y yo (en caso de que pare a descargar en mi casa), seguro que os lo agradecemos ardientemente.

Podremos empezar con deliciosos chocolates con tabasco en lata metálica, sería una especie de versión Yankee de los famosos chocolates con pimiento de Ezpeleta franceses, os prometo que utilizaré la caja, una vez vacía, para guardar estampitas de vírgenes y santos.

Tabasco ChocolatePodéis pedir el chocolate a través de este enlace en Amazon UK.

Otra opción, ideal para que los críos no os roben las gominolas cada vez que váis al baño, es revolverles junto a las cocacolas y fresones, estos maravillosos chiles de cereza y regaliz…..picantes, por supuesto. Manodesanto.

cherry-chilli-liquorice-swedish--2664-p

Aprovechad el viaje y pedidlo también en este enlace a Amazon UK.

Y ya, para los amantes de lo extremo como yo o machitos que fardan del picante que son capaces de engullir antes de que la almorrana les explote como el resto de vuestros amigos, podéis encargar unos maravillosos cacahuetes al chile Naga Jolokia que nos han preparado los chicos de Dr Burnoriums, sección Psycho, especialistas ingleses en picante extremo.

Los tienen catalogados con categoría 10+ sobre una escala de 10 de picante.

Ojito, que ese + detrás del 10, puede marcar la diferencia similar a cargar con keroseno para cohetes, nuestra pequeña estufilla de calefacción, en lugar de con diesel. Puede convertir la experiencia de rascarse un ojo o ir al baño en un momento muy tenso, en el que dependemos más que nunca de un papel higiénico de calidad que no se rompa a riesgo de sufrir quemaduras de tercer nivel en partes que ni tan siguiera quiero imaginar.

La última vez que me toqué un ojo después de darle al picante extremo con las manos, hubiera estado dispuesto a lavarme la cara con ácido sulfúrico y arrancarme el ojo; estoy seguro que me hubiese aliviado algo. Espero haber sido lo suficiéntemente claro.

psycho nuts

Podéis disfrutar de vuestros cacahuetes a través de Amazon UK o a través de la própia web de Dr Burnoriums, especialista en picantes.

Aunque si lo que realmente os apetece es regalar algo con un nivel de picante estratosférico, capaz de convertir al tabasco en un delicado y suave colirio para los ojos, podéis decantaros por el Psycho Juice Extreme Ghost Pepper del Dr.Burnorium, sólo apto para bocas de amianto. Nivel de picante 10+++ sobre escala de 10.

Psycho Juice Extreme Ghost Pepper

Disponible en Amazon UK o la tienda del Dr. Burnorium, como siempre.

Mi buzón está siempre abierto para recibir cosas de estas, por si alguien se siente obligado a hacerme algún regalito para agradecerme tan valiosa información.

Por si alguien se pregunta qué es esto del Naga Jolokia (A.K.A Ghost Pepper), os dejo la tabla de Scoville que mide el nivel de picante de las cosas, que posteriormente, el día siguiente, se traducirá en dolor, sufrimiento y alaridos en nuestra visita al excusado.

Observad que el chile en cuestión se encuentra justo por debajo de la cantidad de picante que podemos disfrutar si nos echásemos un spray de pimienta de defensa personal a la boca y a años luz de la salsa Tabasco, que se encuentra por allí abajo, al lado del agua y los batidos de fresa.

scoville-heat-units

Smack My Ass & Call Me Sally, llora machito, llora

Según Hot Sauce Emporium del Dr. Burnorium, la salsa hará llorar al más macho de los machos. La tienen catalogada con nivel de picante 10++ en una escala que va del 1 al 10.

Smack My Ass & Call Me Sally es una marca que se ha sacado algún cachondo de la manga y que engloba diferentes niveles de picante, según la versión que se coja de bote.

Las versiones picantes como las de habanero, las marcan como hot hot, aunque las diversas valoraciones de sabor la ponen desde sabor decentillo a sabor que produce algo de asquete. Vaya, que te cuesta más tragarla por lo mal que sabe que por lo mucho que pica.

Para los que no les llame tanto que les azoten el culo, hay versiones de jalapeño que seguramente pasen menos factura en la próxima visita al excusado.

La conclusión que he sacado en base a las valoraciones que cirulan por la red, es que la salsa tiene un nombre muy gracioso, pero mejor comprar otra.

Si a pesar de todo, seguís interesados, la tenéis disponible en Amazon, aquí.

Ass In The Tub Armageddon, fúndelo todo.

Hot Sauce Emporium del Dr. Burnorium lo tiene catalogado con un nivel 10+++ en su escala de pincantes que va del 0 al 10. Es el tope de su escala y más allá, justo al borde de catalogarse como material radioactivo y además en botella grande.

Con ingredientes como habanero, scotch bonnet y oleoresina africana, chiles de los más potentes del mundo, el picor está asegurado.

Prometen una sensación al borde del punto de fusión nuclear tanto a la entrada como a la salida, convirtiendo la visita al excusado en todo un fin del mundo particular, con los jinetes del apocalipsis y todo, cabalgando hacia el desagüe más proximo mientras se enrojece el cielo y funden los polos.

Por si os apetece pedirlo en Amazon UK para “alegrar” vuestras fiestas, os dejo el enlace aquí.

Rectum ripper, El picante que nadie quiere que cumpla su amenaza

Parte de mis fantásticas horas de comprador compulsivo que paso al frente al ordenador, las invierto ojeando todas las chorraditas que tienen en amazon.co.uk. Creo que debo de ser masoquista, porque siempre se me ponen los dientes caninos viendo el impresionante catálogo de gadgets y alimentos raros o que por lo menos no podemos conseguir fácilmente en Pamplona y acabo picando algo.

Ayer, a mi lista de deseos que me ofrece Amazon, para recordarme cada vez que entro todo lo que querría comprarme y no puedo salvo que sea capaz de vivir recluido sin ingerir alimento alguno, durante aproximádamente tres décadas, le agregué la maravillosa salsa de nombre que evoca sufrimientos que no quiero ni imaginar. Adelanto que el verbo Inglés “to rip” significa “rasgar”, el resto os lo dejo para que lo adivinéis solos.

La salsa es una curiosa mezcla de Mostaza, gengibre y pimienta con chile Habanero. Según comenta algún aventurado, tampoco debe de picar tanto y la cataloga como salsa de picante “medio”. Ahora bien, ¿Quién quiere arriesgarse a averiguar qué entiendeesa persona como “medio”?. Hablan de que marida muy bien con ensaladas, tortillas o pizzas.

si os apetece echarle un ojo la tenéis disponible en Amazon, aquí.

O trambién la podéis comprar en Hot-Headz, donde si sólo pedís una salsa os cobran alrededor de 3€ de gastos de envío internacional a España. Si pedís más, la cosa va subiendo bastante.

Wet Fart XX Hot Sauce

Otro picante graciosillo que venden mis amigos de Amazon Reino Unido.

Parece que describe esa duda que provoca la digestión de ultrapicantes, en la que si se combina en el tiempo y espacio, el picante con las ganas de dejar escapar una pequeña brisa ambientada, uno se pregunta si la suerte estará con nosotros o igual hay que regresar a casa antes de tiempo.

Salvando eso, nuestros amigos de Hot Sauce Emporium del Dr. Burnorium, la tienen clasificada en el nivel 7 de picor (lo que no es algo brutal) y tanto ellos como en otros sitios, la valoran como salsa de calidad excepcional con un sabor sorprendente que vale la pena probar. Yo para empezar, me la apunto para mi próximo pedido de picantes.

Podéis encontrarla en Amazon aquí.

Sphincter Shrinker Hot Sauce

Omito la traducción. Si la anterior salsa os parece insuficiente, ésta debiera de plantearos el dilema de si colgaros del cuello un cartel de prohibido fumar por vuestra seguridad y los de alrededor. En el Hot Sauce Emporium del Dr. Burnorium la tienen clasificada dentro de la categoría de 10+, siendo el 10 un nivel de picaquetemueres, sólo superado por los extractos puros de chile y los gases lacrimógenos de la policía.

Indican que tiene un sabor indio muy curioso que se lo da la salsa de manzana con toques de curry, seguido de una sensación salida del mismísimo infierno.

Si queréis combinarla con la colon cleaner la podéis conseguir aquí.

Professor Phardtpounder’s Colon Cleaner

Curioso nombre para una salsa que tiene pinta de hacer saltar la alarma antiincendio del retrete gracias a los Scotch Bonnet, chiles primos hermanos de los Habaneros, tanto en nivel de picante como en aspecto, aunque álgo más dulces (los Scotch).

La podéis encontrar aquí.

A %d blogueros les gusta esto: