Archivo | Recetas para un novato como yo RSS for this section

Receta: Torrija express

wpid-IMG_20130908_091458.jpg

Este domingo por la mañana, la cama me echó a horas intempestivas (antes de las 9:00) y con un hambre que me hubiera comido un hipopótamo y un rinoceronte si los hubiera tenido al alcance de la mano o rondando por la nevera.

Como no se dió el caso, evocado por las horas intempestivas a las que me encontraba, me vino a la cabeza cuando mi padre me levantaba una hora antes de ir a clase, para hacer el desayuno de los campeones, todo un festín de desayunos que fueron evolucionando mi técnica, hasta lograr tener una soltura y velocidad digna de montar un restaurante de comida rápida yo solito.

En fin, recordando esos ingratos momentos de tener que levantarme de la cama cuando no te apatece (que no el de ponerte las botas en el desayuno), me puse a hacer unas torrijas, las cuales voy a compartir con todos vosotros, ávidos lectores. Va por ti, patter familia, cómo te odiaba esas mañanas, pero que gordo me has criado.

wpid-IMG_20130908_084511.jpg

TORRIJAS EXPRESS (Ingredientes para dos personas)

  • 1/2 barra de pan cortada en rodajas (también funciona con pan de molde, de hecho es hasta más jugosito)
  • 2 huevos (bien puestos)
  • 1 Cucharada de azucar (si os gusta dulce, pues 2), yo he usado panela, que es como azucar moreno, pero mejor.
  • Canela en polvo
  • Leche
  • Mantequilla para la sartén (si estáis buscando algo más saludable, aceite)

PREPARACIÓN

wpid-IMG_20130908_084755.jpg

Metéis los huevos, los batís y agregais el azucar y la canela al gusto. No tengáis miramientos, a más canela, más rico. Intentad hacerlo en un cuenco no muy ancho y profundo, para que se hundan bien los panes en la mezcla.

Consejo: No tengáis el movil al lado, la única finalidad de la canela será acabar por toda la pantalla y cualquier otro agujerito.

wpid-IMG_20130908_085301.jpg

Completáis la mezcla con un chorrito de leche para que empape mejor el pan. Si la leche es templada, empapará aún más.

wpid-IMG_20130908_085844.jpg

Empapáis los panes por los dos lados (si tienen bordes duros, les podéis pinchar con el tenedor para ablandarlos).

wpid-IMG_20130908_085447.jpg

Fundid a fuego medio la mantequilla en la sartén.

wpid-IMG_20130908_090606.jpg

A fuego medio siempre, echad los panes ya empapados (si os ha sobrado un poco de mezcla, podéis echársela por encima antes de darles la vuelta).

wpid-IMG_20130908_091049.jpg

Id sacando vuestro complemento favorito: Sirope de arce, mermelada, miel (Se quedó fuera de la foto caramelo, leche condensada o nutella). Es importante que tenga calorías como para hacer funcionar un horno crematorio, si no, no valen.

wpid-IMG_20130908_091519.jpg

Sacar y a comer como gorrinos, pensad que el desayuno es la comida más importante del día.

Triunfa con tu cena étnica India, tu Pollo Vindaloo y tú

Hoy me siento inspirado para desvelaros el secreto de mi éxito con las cenas temáticas que organizo en casa.

Un día, en mi furia consumista, donde en cuanto veo una oferta de algo raro a un precio medianamente razonable, me tiro en plancha y compro un palé, me encontré en mumumio (una web de venta de comida gourmet y/o directa del productor) un bote de curry Vindaloo, que reunia las tres caraterísticas que hace que se me vuelvan los ojos del revés: picaba, era exótico y estaba de oferta. Ni que decir tiene que salí corriendo de la silla y fui a buscar la tarjeta para realizar un pedido y a partir de ahí desarrollé esta modificación de la receta que proponen en el bote, porque sí, porque yo lo valgo.

Exito asegurado e incluso podéis decir que os habéis pegado toda la mañana haciendo la salsa, que cuela.

El Vindaloo es un curry de color rojo muy sabroso y que se parece en poco al curry que usamos más habitualmente aquí, con toques a pimentón, especiado y picante moderado (ojo a los que no les guste el picante moderado, que este plato no es apto para nenazas). Dejará un un gran toque exótico picante en vuestros platos.

Después de rebuscar por aquí en comercios locales, lo encontré en la sección de comida exótica del Leclerc, lo que ha hecho que me emocione tanto que tenga que publicar mi receta secreta. No os preocupéis si os parece caro el bote, con uno de esos nos da para ocho recetas como ésta.

INGREDIENTES (para dos personas):

  • 2 pechugas de pollo
  • 3 dientes de ajo
  • 1/2 cebolla hermosa
  • 1  tomate
  • 1/2 pimiento rojo
  • Curry Vindaloo
  • Aceite de oliva (dos cucharadas aprox.)
  • Pan de pita para acompañar
  • NO hace falta sal

PREPARACIÓN

Taqueamos la pechuga, el pimiento rojo, el tomate y el ajo, cortamos en juliana la cebolla. Calentamos el aceite en la sarten a fuego medio-alto, echamos el pimiento, cebolla y ajo. Vamos revolviendo un poco y  sin dejar que se tuesten.

Echamos los tacos de pechuga, subimos el fuego y salteamos hasta que se dore por fuera.

Cuando ya vaya teniendo color de hecho el pollo, echamos los tacos de tomate y los mantenemos un minutillo.

Y entonces echamos el ingrediente estrella, una gran cucharada de curry Vindaloo y medio vasito de agua.

Bajamos el fuego a potencia media y dejamos rebajarse el caldo a textura de salsa.

Sacamos a un plato, le plantamos un pan de pita para empujar las cosas y a gozar.

Hummus, sencillo viaje a oriente medio en 5 minutos.

Si queréis hacer un entrante fácil y resultón para alguna cena, os comento el descubrimiento que hice hace medio año en un esfuerzo por adentrarme en la comida internacional.

Los ingredientes para hacer un plato como para 8 o 10 personas son:

  • Un bote de garbanzos de 400gr (el típico bote de cristal)
  • Tahina (Pasta de sésamo)
  • Medio limón
  • Comino molido
  • 2 o 3 ajos (según cuántos días querais dejar de hablar a la gente)
  • Aceite y sal.

Para la preparación, se escurren los garbanzos pasándolos por agua, se les añade 3 cucharadas soperas de tahina, 3 soperas de aceite (yo le echo de oliva virgen extra, aunque comentan las malas lenguas que es mejor echarle un aceite más suave), el zumo de medio limón, los ajos pelados, una cuchara de café generosa de comino molido, el pellizco de sal de rigor y se bate todo agregándole un poco de agua hasta dejarlo de la textura deseada que vendría a ser la de un puré espeso.

Para completar el plato, lo podéis servir con pimentón y un chorrito de aceite, unos taquitos de tomate y pan de pita, que utilizaremos para ir untándolo.

El pan de pita que os sobre se puede congelar y el día que lo necesitéis basta con pasarlo un poco por la tostadora. Con respecto a la Tahina, en Pamplona, la podéis encontrar en la sección de comina internacional de Leclerc por unos 6€ o el Makro por 4€ el bote y os dara para hacer hummus hasta hartar. Si sois forofos de las compras online podéis comprar en mumumio tanto el hummus como la tahina (también le llaman tahini). Si os preocupan los gastos de envío, algunos viernes suelen hacer el día sin gastos, día que algunos racanillos como yo, aprovechamos para hacer todos nuestros pedidos.

Si os apetece probar en Pamplona para ver si os gusta o no, siempre podéis tomaros una cervecita en la barra del restaurante árabe Alsafir y pedirlo como acompañamiento (vale unos 9 euros y picotean 2 o 3)

A %d blogueros les gusta esto: